En 1948 se estrenaba la primera película sobre el pintor Vicent van Gogh (1853-1890). Un cortometraje realizado por Alain Resnais y protagonizado por Claude Dauphin, que fue premiado con el Oscar al Mejor Cortometraje. Desde entonces han sido varios los directores que se han atrevido con la atormentada vida del pintor. La última producción data de 2010 y fue dirigida por Andrew Hutton y protagonizada por el reconocido actor Benedict Cumberbatch. El próximo otoño se estrena una recreación de la vida del holandés como nunca antes ha visto el cine con Loving Vicent

4lgxa6s__1483456952

“Tan solo podemos hablar a través de la pintura” fueron las últimas palabras que van Gogh escribió a su hermano Teo. En Loving Vicent esto es llevado al extremo: 65.000 fotogramas pintados al óleo por 125 artistas al estilo del holandés reflejan los últimos días del pintor en este largometraje.

Una obra dirigida por Dorota Kobiela y Hugh Welchman, quienes han dedicado los últimos siete años de su carrera a Loving Vicent. El protagonista elegido por los cineastas fue un personaje real pintado por van Gogh, el hijo de su cartero llamado Armand Roulin, que se embarca en un viaje al lugar donde murió, Auvers-sur-Oise, para descubrir qué le pasó a aquel pintor loco que había entablado una gran relación con su padre.

Con Robert Gulaczyk como Van Gogh y un reparto completado por Saoirse Ronan, Chris O’Dowd, Douglas Booth Aidan Turner. Loving Vincent cuenta también con banda sonora de Clint Mansell y un aspecto visual realmente único en el que las pinturas cobran vida para contar la historia de uno los pintores más aclamados del s.XIX

La película se grabó en un principio con actores y, después, fue pintada al óleo a mano fotograma por fotograma. Una producción británico-polaca de Breakthru Productions realizada con técnicas de animación tradicional, salvo que se trata de decenas de miles de óleos lo que forman las imágenes del filme.

Tras el rodaje con los actores se necesitaron un total de 377 pinturas de prueba para reimaginar los intérpretes como personajes retratados por van Gogh y, que a la vez, pudieran ser reconocibles para los espectadores.

“Vincent van Gogh es probablemente el único pintor que en su carrera abordó un espectro tan amplio de temas que son muy personales: su habitación, su bar favorito, su cartero… De hecho si pones los cuadros uno detrás del otro casi crean las viñetas de un guión”, ha explicado Kobiela, que tardó tres años en escribir el guion del filme.

Loving Vicent compite ahora en la sección oficial del Festival de Animación de Annecy y será estrenada el próximo otoño en Amsterdam, junto con la exposición de las 1.400 obras que se han realizado para la película. «Las obras son demasiado hermosas como para no exponerlas al público que viene a ver la película», destaca Lies Boelrijk del Kröller-Müller Museum, museo donde se verá la muestra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s