Ana Casas Broda_

PHotoEspaña 2015 llega a su mayoría de edad y lo hace mirando a Latinoamérica. Entre sus más de 100 exposiciones y 400 artistas participantes hay nombres que suenan por encima del resto. Uno de ellos es el de la fotógrafa Ana Casas Broda (Granada, 1965) que expone en la Sala Picasso del Círculo de Bellas hasta el 27 de septiembre.

Dicha muestra recoge un proyecto realizado durante siete años y que ha visto la luz en forma de libro –reconocido por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte como el segundo libro de arte mejor editado de 2013- y ahora llega al espectador en forma de exposición producida por Fundación Televisa, comisariada por Alfonso Morales Carrillo y con la colaboración de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Bajo el nombre de “Kinderwunsch” el Círculo de Bellas Artes ha reunido varias fotografías de la artista que giran en torno al tema de la maternidad. El término alemán hace referencia a la unión de las palabras ‘niños’ y ‘deseo’, es decir, al deseo de tener hijos, de lograr un embarazo o de la inferitilidad. Partiendo de este punto la maternidad se nos muestra desde un ángulo diferente, marcado por las constantes contradicciones que estas experiencias pueden causar. Para ello se sumerge en una exhaustiva y profunda exploración de su día a día.

Ana-Casas-Broda-7

La imagen ‘Leche II (3)’ (2010) abre la exposición. Se trata de una fotografía que requiere especial mención, no solo por la saturación a la que ha llegado su publicación en diferentes medios, tanto impresos, como digitales, sino por su propio papel en la exposición. Es prácticamente la primera imagen con la que nos topamos y sus dimensiones ya nos hablan de la magnitud del proyecto al que nos vamos a enfrentar. De pared a pared y de suelo a techo un niño al que le cae leche por la cabeza nos da la pista para ubicarnos en este discurso.

Pero más allá de lo conceptual de la imagen está lo técnico. Es asombroso cómo la fotografía gana en contraste de texturas, de colores y de formas a esa escala, levantando la admiración del que allí la observa aún a pesar de haber visto la imagen varias veces antes.

Este gran formato será utilizado en otras dos ocasiones más a lo largo de la muestra. Contrastes expositivos que dan agilidad y frescura a la misma, y que unido a los diferentes lenguajes y soportes articula un discurso a la vez visual y literario, con una proyección de secuencias que generan una experiencia tanto espacial como temporal.

Desde esta primera imagen un recorrido por las diferentes etapas de una pequeña parte de la vida se van abriendo camino por los recovecos de la sala. Marcadas todas ellas por pequeños textos que traen a colación esa relación visual-literaria que acabamos de mencionar y que enriquece el recorrido.

Kinderwunsch es el resultado de un proceso de búsqueda de la identidad, del cuestionamiento de nociones como la infancia, el cuerpo, el desnudo, la sensualidad, la infertilidad, el afecto y el papel de la mujer en el intenso y determinante proceso de la maternidad, como dice la organización. Todo ello expresado no solo con las historias que de manera particular encierra cada una de las fotografías, o los textos, sino, también, con los contrates que los diferentes formatos y soportes toman vida en la exposición. Un todo en el que la maternidad se establece como hilo conductor.

 Publicada previamente en PAC

Anuncios

Un comentario sobre “Kinderwunsch o una historia de contrastes sobre la maternidad de Ana Casas Broda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s