La mayoría de las ocasiones en las que observamos una obra solemos seguir un procedimiento de visualización un tanto preestablecido. En términos generales lo primero en lo que nos fijaríamos al enfrentarnos a una pieza sería su composición, en cuanto a tamaño, forma, etc,. Aspectos que nos permiten encuadrarla en una disciplina u otra. Después vendría el contenido, lo que ahí se nos muestra o se nos cuenta, la técnica, etc. Pero ya al final de nuestra observación nos llega el material. Si bien nos paramos ante la técnica antes, pocas veces separamos esta de la importancia que tiene el material utilizado. Y creedme que la tiene, pues con él también se quiere contar una parte de la historia. Es por ello que me gustaría retomar un antiguo post para hablar de la importancia del hierro como material artístico.

En la época de entreguerras se desarrolla lo que hoy conocemos como la escultura del hierro, que vino de la mano de Pablo Picasso y Julio González, y que fue clave para poder entender la posterior evolución que tomó la escultura en una época más contemporánea.

Pablo PicassoEl arte de la escultura fue el más representativo en la época clásica. En él se proyectaba el canon del cuerpo humano, sin el cual no había arte, y por tanto fue el que más sufrió en épocas posteriores. Ya en el siglo XVIII los críticos empiezan a poner reparos a la escultura, diciendo de ella que era poco expresiva, que no era capaz de reflejar el movimiento de la vida. Y es que las esculturas habían sido el medio de representar a los dioses y seres inmortales, habían sido únicamente estatuas. Estatuas que en un mundo moderno, donde la sociedad está secularizada y no hay hombres a los que divinizar, no tienen sentido. Es por ello que esa forma de escultura clásica, tradicional no tiene razón de ser, ni siquiera mantiene su función social en el despegue del mundo contemporáneo que se atisbaba ya en el siglo XVIII. La única escultura que sigue su desarrollo en el siglo XIX es la funeraria.

Por todo ello la escultura muestra la necesidad de ser totalmente reinventada. Es en ese momento en el que aparece la figura de Rodin, quien trajo consigo una revolución escultórica de gran importancia.  Pero es con la Revolución Industrial con la que nuestro protagonista, el hierro, entró a formar parte de los límites artísticos.

David SmithDesde esta señalada fecha las obras de arte estarán formadas por todo tipo de materiales y serán muchos los que empiecen a hacer ensamblajes y mezclas. Todos los metales fueron adquirieron un gran papel en la escultura de fundición, sin embargo el hierro, aunque era muy útil para numerosas labores, no lo era para las sutilezas del arte, por lo que le costó llegar a esa aceptación. Fue en 1925-1926, aproximadamente, cuando Picasso decide utilizar este material para realizar sus esculturas. Para él no era importante el material en sí, sino que este le permitía elaborar finas varillas que iba soldando después para crear una trama espacial, un dibujo espacial solidificado. Con estas creaciones de Picasso, para las que tuvo que pedir ayuda a Julio González, quien procedía de una familia de metalisteros catalanes e intentaba forjarse una carrera, que hasta el momento estaba siendo poco afortunada, dentro del mundo de la escultura, el artista malagueño revolucionó nuevamente el mundo esultórico y con ello las utilidades del hierro.

Fue a partir de sus visiones de la escultura del hierro como dibujos, por donde pudiera circular el propio espacio, piezas que fueran prácticamente transparentes, aireadas, espaciales, cuando empezaron a aparecer artistas que realizaban una escultura más revolucionaría, que nos permitirá entender la evolución que este arte va tomando después. Algunos de estos artistas, que sufrieron una especie de trance de inspiración tras conocer los resultados de las experimentaciones de estos dos españoles, fueron David Smith, Alexander Calder y Alberto Giacometti. Con todos ellos se sentaron las bases de una renovada escultura que tomaría diversos caminos a lo largo del siglo XX. Y sin todos estos avances y experimentaciones hubiese sido imposible gozar de obras como las de posteriores escultores de gran renombre en nuestro siglo.

Alberto GiacomettiEl proceso de trabajo que requiere el hierro no es sencillo, como el de otras muchas técnicas. Se puede adquirir con diversas formas que luego serán calentadas hasta una temperatura de 800º C, punto en el que se vuelve flexible y moldeable. Tras ellos se martillea, se templa, se vuelve a calentar, y así numerosas veces. La fase del templado es muy importante, pues con ella se va robusteciendo el meta. Se puede llegar a templar una pieza hasta 200 veces. Con el paso del tiempo la técnica se mejoró. Ahora casi todos los artistas trabajan el hierro o bien por soldadura o bien llevando el metal hasta los 1200ºC, temperatura en la que se vuelve blanco y es más blando, o a los 1300ºC en la que se vuelve líquido y solo se necesita de un molde para configurar la pieza.

Hasta ahora nos hemos centrado en el uso del hierro dentro de la escultura. No obstante, sus encantos no solo han conquistado esta disciplina. Hoy en día es fácil descubrir fotografías en las que el hierro es el protagonista, es el contenido de la obra. Su evolución de material utilizado para construir la obra a motivo en torno al cual se hace, es un proceso que se ha podido ir observando en las últimas décadas con el desarrollo de las cámaras fotográficas. (Como podemos ver en nuestra sección de Galería).

PhotoGrid_1421071173962

El hierro ha sido un material que se ha hecho de rogar dentro del mundo del arte. Su tardía inclusión dentro de estos parámetros no fue, sin embargo, un problema, pues rápidamente conquistó las miradas de muchos. Y aunque hoy ha sido postergado a un segundo plano a nivel escultórico, por la aparición de nuevos materiales, sigue siendo motivo de conquista de numerosas miradas, que a través de objetivos fotográficos no quieren dejar pasar sus encantos sin antes haberlo convertido en protagonista del alguna que otra imagen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s