La vida está cargada de pormenores con los que todos nos hemos sentido identificados alguna vez. En numerosas ocasiones captar sobre el papel la idea o esencia de esas particularidades puede resultar un gran reto, y más si con ellas queremos alcanzar la empatía de un gran número de personas. Como nos dice nuestra protagonista de hoy: “Para mí la vida son un montón de detalles, de nosotros depende prestar atención o perdérnoslos”. Y son todas esas pinceladas de nuestro día a día las que Mrs Bow (Doña Lazo) disimula en sus ingenuas ilustraciones, creando una serie de referencias, que a modo de miguitas de pan, nos van revelando la clave para entender el mensaje.
 
 
          Tinerfeña, estudiante de periodismo con conocimientos de estilismo en indumentaria y sin una idea clara de cuáles son sus influencias específicamente, a excepción de todos los detalles que se cruzan por su vida, es como podríamos contextualizar a Mrs Bow y por tanto a sus ilustraciones. Ilustraciones, éstas, que por muy diferentes que sean unas de otras, comparten una línea, una discreta idea de conjunto. Todas ellas realizadas “100% a mano”, iniciadas con unos sencillos trazos a lápiz, que después se recalcan, sin abandonar su dulce simplicidad, con un bolígrafo negro, tras lo cual se terminan con la que marcará el punto distintivo, la acuarela.
 
           Ingenuas ilustraciones que suelen ir acompañadas de comentarios en inglés o en español con los que se completan, se enriquecen o se da sentido a las imágenes. Mensajes muy directos que en ocasiones pueden ser objeto de diferentes interpretaciones, pero que llegaron ahí como reflejo de lo que ella misma siente y piensa, pues para Mrs Bow, la ilustración es un modo de expresión, modo personal con el que tener una vía de escape para palabras y sentimientos que de otra forma no verían la luz. Y es por ello que encontramos constantes en su obra, como son los ojos cerrados de los personajes, reflejo para la artista de calma y reflexión, con lo que se siente bastante cómoda, o la combinación de los colores, que aunque muestran cierta armonía, son fruto del estado de ánimo que en ese momento ella tiene.
 
       El estilo ingenuo, infantil, que podemos ver en su trazo, se ve totalmente contrarrestado con los espontáneos colores y discretos mensajes que combinados convierten sus ilustraciones en verdaderos reflejos de los pormenores de la vida, esos mismos pormenores con los que empezábamos estas palabras y con los que todos hemos empatizado en algún momento. Es por ello que las obras de Mrs Bow atraen a quien de los pequeños regalos de la vida obtiene la felicidad, pues son sus pequeños comentarios ilustrados los que levantan la sonrisa de aquellos que han conocido esos presentes del día a día.
 
 
          “El arte es muy subjetivo y a veces vemos lo que creemos ver, o vemos reflejado nuestro propio estado de ánimo en ese momento”

 

 

 

Marina P. Villarreal.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s