IMG_20140512_115407

             El centro cultural coreano contiene actualmente la exposición –No limit-. La muestra  toma su nombre de la propia esencia que recoge esta exposición, pues son la multidisciplinariedad y heterogeneidad,  contenidas tanto en la diversidad de miradas, como en los variados estilos, soportes y culturas, las que hablan de los “no Limites” que existen cuando la unión de artistas es de calidad.

IMG_20140512_115612

            No obstante, no sólo es la calidad lo que une a estos ocho artistas, pues además de su juventud, es su expresión fuera de los límites de la tradición clásica, lo que caracteriza todas sus obras. Es esa experimentación a través de la fotografía, la pintura, el vídeo, la instalación y la escultura, la que da un segundo punto de unión.  Experimentación o ruptura de la idea decimonónica de arte que también se refleja en el diseño expositivo, aunque esto es aquí producto del propio esquema espacial predeterminado.

IMG_20140512_115732

            Distribución expositiva donde las 30 obras se dividen en dos plantas. En la planta baja las piezas invaden el espacio ubicándose en las paredes laterales y en varios de los lados de las columnas centrales, así como en el suelo, como es el caso de la obra de Jeong Eul, que te obliga a rodearla. En la planta superior, tras superar el tramo de escaleras  dos piezas distraen a los visitantes de esa sala de estudio, estancia que en uno de sus laterales abre sus puertas a una nueva sala de forma cuadrada en la que se distribuyen el resto de piezas.

          IMG_20140512_115946

              La alternancia entre artistas de distinta procedencia y disciplina llena la muestra de una elocuencia enriquecedora para el que allí llega como espectador y se marcha como partícipe. Esta evolución que vive el visitante, pasando de ser un mero observador a terminar siendo una parte del sentido global de la muestra,  se da progresivamente a lo largo del recorrido. Como antes decíamos son, por ejemplo, las obras de Jeong Eul, ubicadas en esa primera estancia, las que te obligan a iniciar un juego espacial, en el que el espectador debe rodear la pieza, ir dándole la vuelta, buscando el punto de vista, la mirada más llamativa. En este juego de búsqueda de miradas y perspectivas uno va observando las piezas que a su alrededor va encontrando, piezas que aunque están ubicadas en las paredes de manera tradicional obligan al espectador a ir moviéndose por el espacio a la espera de encontrar otra más en alguna de las caras de la columna o en las esquinas de la sala. Al ascender a la segunda planta el espectador sigue participando de este juego activo, ya que nada más subir es el desconcierto de no saber por dónde continúa la exposición lo que obliga al visitante a fijar la mirada en los espacios de esa sala con la esperanza de encontrar otra obra pronto. Búsqueda que lejos de ser tediosa para el público, ameniza la muestra y permite al asistente disfrutar de unos segundos de reflexión entre sala y sala.

IMG_20140512_120102

           Es por tanto una muestra peculiar y original, en la que se brinda la oportunidad de contemplar y formar parte del intercambio cultural y artístico entre las cuatro artistas coreanas, procedentes de la Asociación de Jóvenes Artistas Coreanos de Francia, y los cuatro artistas españoles, dos mujeres y dos hombres, que a pesar de tener estilos, disciplinas y concepciones artísticas diferentes reflejan en esta exposición una unión natural y elocuente que deja evidencia de la existencia de los “no límites” en el mundo artístico.

Marina P. Villarreal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s